Cel: 3106203025 / Tel: 6606345
Av. Jiménez Calle 26 No 18-86 | Cartagena de Indias

Fundación Ana Elvira Román – Niños de la Tierra

Descripción de la fundación

La Fundación Niños de la Tierra Ana Elvira Román promueve el despertar de consciencia de unidad a través del despertar de los cuatro estados de conciencia; conciencia de si mismos, consciencia ambiental, consciencia social, consciencia  cultural, a través de experiencias pedagógicas significativas, que tenemos el gusto de compartirles:

Sitio web: https://www.fundacionanaelviraroman.org

Desde hace más de una década apoyamos la restauración del bosque seco tropical Luna Forest acondicionándolo para servir como una aula de viva de experimentación para el despertar de las cuatro conciencias: del ser, ambiental, cultural y comunitaria  en torno a la importancia del Bosque Seco Tropical y Bosque de Manglar y el ecotono que los conecta, en la zonas de influencia del Ekoparque  Luna Forest.

Hemos estado trabajando mancomunadamente con la policía cívica juvenil de los corregimientos de Manzanillo, Punta Canoa, Arroyo de Piedra y Bayunca (municipios de la ciudad de Cartagena)  en la formación de líderes cívicos guardianes ambiental, enfatizando el cuidado de toda la flora y fauna de la región, particularmente aquellas especies que se encuentran en vía de extinción, así como la iguana (Iguana Iguana), la hicotea (Trachemys callirostris), el mapache, el oso perezoso y hormiguero y demás.

Llevamos cuatro años coordinando el Festival de las Aves Migratorias, y el Censo Neotropical de Aves Acuáticas. Busca el despertar de consciencia sobre la importancia ecológica de las aves y la necesidad de conservar sus hábitats, eliminar las amenazas a las que se enfrentan y poner en valor la necesidad de sumar intenciones para asegurar su protección.

Apoyamos junto con la Fundación Proyecto Tití la preservación de las poblaciones del mono Tití cabeciblanco, y el bosque seco en el que estas viven, despertando consciencia ambiental.

Apoyamos junto con otras fundaciones la recuperación de los cuerpos de agua de Cartagena (Caño Juan Angola y Caño de Bazurto). Este recurso pedagógico busca el despertar de consciencia ciudadana que aporte a la preservación del medio ambiente.

Hemos apoyado la gestación de un gran número de Consejos Comunitarios Afrocolombianos que permite a las comunidades recuperar la gestión y gobierno de su territorio (Ley de 70 de 1993).  Buscamos con este recurso pedagógico el despertar de consciencia de los derechos de los que gozan muchas de nuestras comunidades.

Actualmente, estamos junto con los Consejos Comunitarios Afrocolombianos apoyando una gran siembra de semillas ancestrales para su producción orgánica en todos los municipios y corregimientos de la zona norte del departamento de Bolívar con el fin de apoyar su subsistencia alimentaria.

Modelo de intervención

El modelo de intervención tiene como centro al Niño y su tejido de vida que es su familia, comunidad y el territorio al que pertenece.

Niño

Nuestro futuro son los niños, la promesa de redención de toda la humanidad, y es nuestro deber como sociedad garantizarles las condiciones más favorables para su desarrollo del Ser en armonía.

Familia

Es el contexto primario del Niño sustentado por vínculos consanguíneos y de afectos en donde se genera muchas dimensiones de su conducta y personalidad como actitudes, intereses, metas, creencias y prejuicios.

Comunidad y escuela

Es el contexto secundario del Niño en donde se termina de moldear la personalidad determinada en gran medida por elementos comunitarios.

Territorio

El territorio es el contexto donde se puntualizan y evidencian las problemáticas sociales por ser el lugar de la interacción, donde las personas que allí conviven se manifiestan públicamente, desarrollan capacidades y construyen proyectos vitales y colectivos como alternativas a problemas y necesidades. Es el lugar de confluencia de los deseos, necesidades e intereses, de solidaridades y desarrollos humanos.

Principios orientadores

Nuestros principios orientadores son la Educación Cósmica, la Educación para la Paz de María Montessori, los principios de la Educación para el desarrollo sostenible (EDS), el método Ubuntu, los principios de la Permacultura y de la neuroaceptación.

La Educación Cósmica aquella que guía al Niño y a la comunidad  para comprender las leyes naturales que mantienen la armonía del universo, a vivir de acuerdo a la sabiduría de un universo interconectado desde sus potencialidades intrínsecas entendiéndose como parte interactuante de un tejido de vida que lo sustenta.

La Educación para el desarrollo sostenible (EDS) aquella que guía al Niño y a la comunidad a desarrollar actitudes y capacidades, como también conocimientos que les permitan tomar decisiones fundamentadas en beneficio propio y de este entorno del cual él hace parte, poniendo en práctica esas decisiones (saber hacer).

La Permacultura aquella que permite al Niño vivenciar el uso y manejo cuidadoso y responsable de las bases naturales de la vida (recursos) y comprenderlos como un regalo de la tierra para todos los seres vivos; y que permite a la comunidad vivenciar un modo de subsistencia adecuado que  no esté marcado por el individualismo y la indiferencia.

La Educación para la PAZ aquella en la que el Niño y la comunidad  vivencian la cultura del respeto, la reciprocidad y el agradecimiento producto de relaciones intergeneracionales sanas en el hogar y en su escuela que se caracterizan por la  valoración, la amabilidad en el trato, el agradecimiento, la sinceridad, la compresión y la colaboración.

El método UBUNTU aquel que permite que cada Niño adquiera un rol activo en su proceso de desarrollo de su personalidad auto-desarrollando sus capacidades y potencialidades intrínsecas en actividades que despiertan su interés y les motivan. “Ntu” significa persona y “Ubu” significa convertirse; y a la comunidad poner en valor las capacidades y recursos de las comunidades en beneficio del conjunto.

La Neuroaceptación Aquella que permite al Niño y a los miembros de la comunidad aceptar un contexto de cambios, aceptarse y asimilar situaciones  que escapan de su control individual y que le exigen un ejercicio constante de revisar creencias y valores  para fluir con las nuevas circunstancias desde un rol activo. Es una técnica de observación consciente y de reingeniería de nuestro esquema cognitivo. Nos permite la toma de consciencia de creencias limitantes que están instaladas en nuestro sistema de pensamiento, que nos permita que ese quien soy, se abra a ser en plenitud.